Martes, 25 de Febrero de 2020

Columnas Financieras

México SA

Argentina: hoy, nuevo presidente// Macri se va, pero deja un desastre

Carlos Fernández-Vega


Este día es muy especial para los argentinos: Mauricio Macri se va –mientras más lejos, mejor– y Alberto Fernández asume la Presidencia de la República, a quien el panorama no pinta nada grato dado el desastre económico, político y social (similar al provocado por un huracán categoría 5) que le hereda el empresario, tras cuatro años de mandato. Al mediodía, Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner prestarán juramento en la Asamblea Legislativa para ejercer el mando hasta el 10 de diciembre de 2023, con lo que la política de Estado dará un giro de 180 grados comparada con el desaseado y desastroso periodo presidencial de Macri.

El paquete que este último hereda resulta espeluznante, aderezado con una serie de casos de corrupción galopante y politización de la justicia (como en el caso de Cristina), una herramienta que utilizó vilmente. Por ejemplo, en su cuatrienio Macri registró una caída anual promedio de 1.1 por ciento del producto interno bruto y un desplome de 2.2 por ciento –también anual– del PIB por habitante, lo que incrementó los niveles de desigualdad en el país, sin olvidar que la economía se encuentra en recesión y cerca del default.

La información disponible señala que uno de los grandes logros del macrismo fue el incremento sostenido de la pobreza y la indigencia, que afecta a 40.8 por ciento de los argentinos, un nivel no reportado desde cuando menos 2002, de tal suerte que en esa precaria condición deja a 18 millones de habitantes (4.5 millones sólo en el último año), sin olvidar que la indigencia afecta a 8.9 por ciento.

Lo mejor del caso es que en su campaña electoral de 2015 Macri ofreció pobreza cero, pero a la vuelta de cuatro años rompió récord: 60 por ciento de los menores de 17 años sobrevive en la pobreza y 15 por ciento en la indigencia. El 9.3 por ciento de la población sufre hambre y cuatro de cada 6 niños reporta inseguridad alimentaria severa, mientras el precio de la canasta básica está por las nubes y el poder adquisitivo en el subsuelo.

En el plano económico, la devaluación del tipo de cambio dólar-peso argentino fue de 500 por ciento en el cuatrienio, con permanente fuga de capitales, recesión, inflación galopante, deuda pública en niveles históricos, de regreso el Fondo Monetario Internacional y sus draconianos ajustes, desempleo creciente y pérdida constante del poder adquisitivo, a golpe de tarifazos (como se ha comentado en este espacio la recuperación de este último indicador le llevó ocho años a Cristina Fernández, mediante una política redistributiva que la propia Organización Internacional del Trabajo reconoció como una de las más igualitarias de América Latina, y en un abrir y cerrar de ojos Macri lo tiró todo por el caño).

La víspera de su toma de posesión, Alberto Fernández dijo que de inmediato pondrá en marcha una serie de medidas para reactivar a la economía, y fue muy claro al decir que éstas no resolverán las cosas de golpe, pero lo que la gente va a advertir es que, desde el primer día, va a cambiar el rumbo, que esta locomotora, que iba derecho al precipicio, va a parar y a girar.

Urge “que la economía vuelva a funcionar –dijo Fernández– porque llevamos 19 meses de caída de la actividad industrial, más de dos años de caída del consumo” y las medidas inmediatas tienen que ver con ciertas necesidades básicas, poniendo recursos en los bolsillos de la gente que menos tiene y ”revisando algunos precios que en los últimos meses han crecido de modo incomprensible en algunos productos, como alimentos y medicamentos”. La de Macri, subrayó, es una gestión que no ha dejado en pie a nadie.

Macri se va tan campante, pero deja su desastre al nuevo gobierno. ¿Dónde hemos escuchado eso?

Las rebanadas del pastel

No se sabe si es producto de una carta a Santa Claus o a los Reyes Magos, pero la secretaria de Economía, Graciela Márquez, cree que en materia de T-MEC Estados Unidos puede ratificarlo en este año y entrar en vigor el primer semestre de 2020.

cfvmexico_sa@hotmail.com


Fuente: 10-12-2019

  • La Jornada: https://www.jornada.com.mx/2019/12/10/opinion/024o1eco